Botox, el nuevo capricho adolescente

Botox adolescente

Botox, el nuevo capricho adolescente

 

El lema de “lo más natural posible” también deja de ser una prioridad; es más, algunos cirujanos revelan que “hoy es cool que se note un toque”, es decir, lucir “un poco tocada”. La excesiva proyección de los pómulos o el aumento en el tamaño de las prótesis mamarias -que se duplicó en los últimos cinco años en la Argentina-, son referentes de este nuevo look en boga, coinciden los especialistas.

“A nivel facial, el embellecimiento de los labios para volverlos más sensuales es lo que más les importa a las chicas de esta edad”, dice el doctor a LA NACION Marcelo Bernstein, que con una jeringa de ácido hialurónico cumplió el sueño de María José para su fiesta de 15 años.

El especialista, miembro de la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica Estética y Reparadora, explica que en el caso de pacientes tan jóvenes siempre deben utilizarse productos reabsorbibles. “La adolescencia es una etapa de cambios y de pleno crecimiento, por eso hay que evitar el uso de productos permanentes, como la silicona, porque el daño puede ser muy serio”, expresó.

“EL TRÍPODE DE LA BELLEZA”

Causó revuelo con su participación en “Bailando por un sueño”, que conduce Marcelo Tinelli, y desde que su cirujano plástico reveló públicamente algunos secretos, Charlotte Caniggia, la hija de Mariana Nannis, se convirtió en el máximo referente mediático de esta tendencia entre las adolescentes argentinas.

El doctor Cristian Pérez Latorre contó cuáles fueron “los retoques” que le hizo a Charlotte, de 19 años, para darle mayor sensualidad a su cara. “Trabajamos en lo que se conoce como el trípode de la belleza, porque si nada más se pone relleno en los labios el rostro queda muy «desculpido», por eso se lo completa con un poco de aumento de pómulos y mentón para que quede más armonioso”.

Sin embargo, Mariana Nannis negó cualquier tipo de tratamiento en su hija, y solo admitió que cuando el cirujano le iba a inyectar el ácido hialurónico Charlotte se desmayó. “Así que imaginate que no le pudieron hacer nada más, es todo mentira”, dijo a LA NACION la mediática esposa de Claudio Paul Caniggia.

Las anécdotas que revelan los especialistas no involucran sólo el deseo de las adolescentes, “que puede entenderse como parte del proceso de crecimiento, la inmadurez propia de la edad, la necesidad de cambiar y de ser aceptado”, según opina la doctora Mónica Milito, cirujana plástica y directora de la clínica homónima. Lo que más le llama la atención a la médica, y a donde apuntan también el resto de los colegas consultados, es la exigencia de los propios padres de las chicas que se acercan a las consultas.

INFLUENCIA PATERNA

Este es un fenómeno que preocupa. “Ahora las chicas ya no sólo vienen acompañadas por las madres, que en el 99 por ciento de los casos son mujeres que ya se han hecho varios tratamientos o cirugías estéticas, sino que desde hace un año a esta parte creció la cantidad de padres que las traen a sus hijas al consultorio e, incluso, las comparan con otras chicas de su edad del mismo entorno -dice la doctora Milito-. Hay mucha competencia entre las adolescente y los padres también ejercen mucha presión social sobre ellas”.

Para el dermatólogo Sergio Escobar, “la gente tiene comprada una fantasía con los procedimientos estéticos y, en las chicas jóvenes, esa ilusión es mucho más fuerte. La semana pasada vino una chica de 17 años que quería afinar sus piernas como las de una modelo y era una joven de tipo picnico [persona de formas redondeadas y baja estatura], con lo cual lo que pedía era imposible”.

Intentar disuadir a las adolescentes e inducirlas para que posterguen algunos años más la decisión de someterse al bisturí o la jeringa es una de las opciones frente a esta demanda.

“El cuerpo de un adolescente cambia todos los días y es probable que esta niña no esté conforme nunca con lo que ve ante el espejo. En el caso de consentir la práctica, jamás debe hacerse con productos permanentes, como la silicona o los metacrilatos, que duran muchos años”, refuerza Milito.

Las chicas comienzan tan temprano con los primeros tratamientos que, en la mayoría de los casos, el destino suele ser el mismo. “A los treinta y pico ya son mujeres sobretratadas, overtreated como se le dice en la jerga, y cada vez hay más arrepentidas”, cuenta el doctor Escobar.

De todas maneras, advierten los expertos, el de los retoques faciales es un camino de ida: “Siempre necesitan más y más, y así las mujeres quedan atrapadas para siempre en el ciclo del Botox”.

 

“PARA NO TRANSPIRAR”

No sólo se utiliza para tener un aspecto “fresco” y borrar las arrugas, moldear las cejas o levantar la punta de la nariz.

El Botox también se utiliza en la Argentina para tratar la hiperhidrosis, o sudor excesivo. Por eso, muchas adolescentes que planean celebrar sus 15 años ya encontraron en estos tratamientos una sorprendente solución para no sufrir más pensando en que van a manchar su vestido o deberán cambiarse de ropa en medio de la noche, revelan los médicos.

Con 50 unidades de Botox en cada axila, según detalla el doctor Raúl Banegas, se evita la sudoración entre seis y doce meses, sin afectos adversos.

“Si bien transpirar es un fenómeno fisiológico normal del organismo destinado a mantener estable

la temperatura del cuerpo, cuando este mecanismo se altera, se produce un exceso de sudor en algunas partes del cuerpo, y este trastorno, según los especialistas, afecta la calidad de vida y condiciona al individuo socialmente”, explica Banegas a LA NACION.

Por eso, muchos médicos prescriben a adolescentes -y adultos- estos tratamientos

 

Fuente: lanacion.com.ar

Oliver González

Somos expertos en recopilación de información, pretendemos llegar a ser el blog por excelencia de información sobre cirugía estética. Oliver González

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR